Proyección: La sociedad de la obsolescencia programada

El deseo de poseer algo nuevo antes de lo necesario es lo que caracteriza a la sociedad de consumo actual. Este fenómeno denominado obsolescencia programada explica el gran crecimiento de la economía mundial y confirma una famosa afirmación de nuestros abuelos: “ya no hacen las cosas como las hacían antes”. El documental Comprar, tirar, comprar hace un recuento de los inicios de esta tendencia y una reflexión del panorama del consumo actual.

El documental empieza con el caso de Marcos, quien tiene una impresora de marca X. Esta ha presentando algunas fallas en los últimos días. Tras recurrir a varios técnicos para que le solucionen el problema, Marcos es aconsejado de comprar una nueva debido a que el costo de reparación es mayor. Sin embargo, él insiste y está seguro de poder arreglarla. Este objetivo le lleva a iniciar una búsqueda en la web para conocer más sobre su problema.

La directora del filme, Cosima Dannoritzer, se vale del recurso de la reseña histórica para explicar el origen de la obsolescencia programada. En 1950, cuando se presentó una crisis en Estados Unidos, el ingeniero Bernard London sugirió a las grandes industrias que determinen el periodo de duración de los objetos que producían. Así, los consumidores tendrían la necesidad de volver a comprar el producto cada cierto tiempo y la economía mejoraría y habría más trabajo.

Dannoritzer presenta cómo las bombillas y el nylon pasaron de fabricarse como materiales de larga duración, a ser productos de poco tiempo de vida y fácil deterioro. El documental muestra cómo las ideas de libertad y felicidad del estilo de vida americano sentaron las bases del consumo actual, un consumo que, sin duda, será mayor en los próximos años.

El documental presenta como conclusión final un análisis reflexivo sobre el consumo. Dannoritzer invita a sus espectadores a no malgastar su dinero en los ‘avances tecnológicos’ y a luchar en contra de este fenómeno que no solo trae desbalances económicos, sino también ambientales, como sucede en Ghana, país que se ha convertido en el basurero de la sociedad consumista.

Por Jair Villacrez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: